Lífting facial

Lífting facial

Lífting facial

Cuando padecemos flacidez excesiva, en cara y cuello, el lifting se presenta como la única opción válida de tratamiento.

El lifting mejora notablemente nuestro aspecto, devolviéndonos el tono a la piel y los relieves faciales, proporcionando un efecto de rejuvenecimiento y vitalidad que el tiempo había hecho desaparecer. Los resultados obtenidos son naturales y muy duraderos.

El lifting varía en función de las áreas de la cara que se quieran mejorar, el énfasis en las zonas más afectadas, la colocación y extensión de las incisiones, el uso o no de técnicas complementarias (cirugía de párpados, aumento de pómulos, etc.) y la duración de la operación.

PREOPERATORIO

Como en toda intervención, el examen médico previo es imprescindible para detectar cualquier posible anomalía que pudiera contraindicar la operación. La Dra. Ana M. Torres evaluará su estructura facial y la calidad de su piel así como su estado de salud en general.

Si es usted fumador/a deberá dejar de fumar durante 3-4 semanas previas a la intervención y 3 posteriores a la cirugía, ya que el tabaco disminuye el riego periférico y por ello altera la cicatrización.

ANESTESIA

El lifting puede realizarse con anestesia local y sedación. En aquellos pacientes que requieran un tratamiento especial en la zona del cuello, puede aplicarse anestesia general.

PROCEDIMIENTO QUIRÚRGICO

La técnica consiste básicamente en reposicionar las capas musculares, la piel y la grasa, retirando el tejido sobrante mediante una incisión que habitualmente comienza en la zona por encima de las orejas (por dentro del pelo), se extiende al interior de las líneas naturales que existen en la oreja y continúa alrededor del lóbulo, detrás de la oreja y del cuero cabelludo. De esta manera las cicatrices quedan perfectamente camufladas.
En algunos casos es necesario realizar una liposucción adicional en el cuello y en ocasiones hay que reposicionar la musculatura del mismo, produciéndose una cicatriz de 3 cm justo debajo del mentón.
Al día siguiente, previo al alta se retiran los drenajes, los apósitos y se lava el pelo. Solo se coloca una venda elástica para quitar tensión a las heridas durante 8 días (mínimo 8 h diarias).
En los días posteriores a la intervención pueden aparecer hematomas y edema, que irán bajando progresivamente.

HOSPITALIZACIÓN

Tras la intervención deberá permanecer ingresado al menos un día.

CUIDADOS POSTERIORES

Gracias al protocolo de medicación homeopática los edemas y dolores postoperatorios son menores. Durante las primeras horas pueden ser necesarios algunos analgésicos adicionales.

Es aconsejable no realizar esfuerzos y si es posible descansar una semana hasta el día en que se retiren los puntos. En unas dos semanas la inflamación se normaliza y desaparecen los hematomas.

contacto
CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO

Déjanos tus datos y te llamamos para resolver todas tus dudas o para concertar tu 1ª visita

Si su consulta es urgente, puede llamarnos al teléfono 934 872 342 estaremos encantados de atenderte.

El envío del formulario supone la aceptación de nuestra política de privacidad.

Nuestros clientes opinan

imgok
"Ha sido una de las mejores decisiones de mi vida"

Joana F. Barcelona